Se supone que las despedidas de soltero tienen que ser los momentos más locos de una persona antes de casarse. Aunque eso no quiere decir que a uno se le vaya la cabeza y comience a hacer toda clase de locuras.

Lo importante es reunirte con tus mejores amigos y pasarlo bien, durante un día, tal vez unos cuantos días.

Todo depende de la personalidad de las personas que se van a casar y que en definitiva son los protagonistas de las despedidas.

Una despedida soltero tiene que incluir sobre todo diversión y sorpresa para el chico que se va a casar.

La gente se puede casar durante todo el año, es decir, no hace falta que se cumplan unos requisitos meteorológicos especiales para que uno decida su fecha de boda, lo que sí es cierto que suelen existir preferencias por el buen tiempo, más que nada por el viaje de novios posterior.

 

Elegimos temperaturas templadas para celebrar la boda

despedida de solteroLas fechas más demandadas comienzan en primavera y se alargan hasta el otoño. En algunas zonas el verano queda suspendido como momento para casarse. Porque lo cierto es que casarse en pleno mes de Agosto en Sevilla es una total locura, las novias se ponen nerviosas porque el extremo calor les afecta al maquillaje, los invitados no aguantan ni un cuarto de hora en la iglesia que resulta que no tiene aire acondicionado.

Las mejores fechas son la primavera y en el otoño, cuando la temperatura es más templada.

En cuanto a las despedidas, no pueden faltar. Todos antes de casarnos necesitamos tener una despedida de soltero, sobre todo para reunirnos con nuestros mejores amigos y pasar un rato o unos días juntos.

En realidad, la cosa ha cambiado mucho, y casarse no significa que tengas que cambiar totalmente de vida, de hecho, seguirás haciendo lo mismo, aunque hayas formalizado tu relación con tu pareja.

Ahora además, para facilitarnos la vida a todos, la organización de las despedidas de soltero se contratan a empresas expertas que además sabrán darle un toque mucho más profesional.

Advertisements