Recuerdo que una vez un amigo me pidió que organizara su despedida soltero. Y lo cierto es que a pesar de que me pillaba en un momento en el que no tenía tiempo ni para tomar un café, no podía negarme. Era uno de mis mejores amigos y se iba a casar.

¿Cómo iba yo a negarme después de todo lo que hemos vivido? Pero claro, entre el trabajo y todo lo demás no podía ni tan siquiera concentrarme en tener en la cabeza un buen plan.

Se supone que tenía que planear algo realmente espectacular, no sólo para mi amigo, también para todos los invitados. Creo que las despedidas de soltero merecen ser inolvidables, un momento tan especial que haga que el que se va a casar se vaya convencido de que a pesar de que su vida pueda cambiar, puede contar con sus grandes amigos de toda la vida.

Sin tiempo para la organización

Despedidas de soltero en Gijón

despedida soltero

Estaba inmerso en una gran confusión y se me agotaba el tiempo. Por suerte alguien me habló de algunas empresas que se dedican a la organización de despedidas de soltero. No había imaginado que existiesen ni tan siquiera.

Visité su página web y tan sólo de ver las imágenes que allí habían colgado, ya te entraban unas ganas de fiesta que ni te imaginas. Ahora tenía un montón de alternativas, lo que me alegró.

Cuando contacté con ellos me alegré aún más porque me transmitieron una gran confianza, sobre todo por la gran experiencia que tenían.

La tranquilidad de saber que a través de una empresa lo tienes todo controlado es como planificar y plasmar la mejor despedida de soltero que podamos imaginar.

Y realmente así fue, todo bien organizado y todo un fin de semana de fiesta en la que no hubo tiempo para el aburrimiento.

Pudimos volver a conectar como amigos después de tiempo en el que tan sólo nos veíamos para tomar un café o una cerveza de vez en cuando y ponernos al día. Fue una despedida con un significado mucho más amplio.

Advertisements